Novedades

Las empresas argentinas lideran la comercialización global de soja certificada RTRS: las bonificaciones logradas son irrisorias_23.09.2015

En lo que va del presente año las empresas argentinas lideran la venta de soja certificada Round Table on Responsible Soy (RTRS) con un volumen de 626.450 toneladas (51% del total) seguidas por las brasileñas con 536.596 toneladas (44%).

Las compañías que en lo que va de 2015 comercializaron más soja RTRS son las brasileñas Amaggi (con 243.623 toneladas) y Agrex (132.104) y las argentinas Adeco Agropecuaria (168.156), Los Grobo (54.745), Aceitera General Deheza (50.662), Tecnocampo (46.776), Agriland Investments (36.571), Caldenes S.A. (36.058), Nidera (31.005) y Kiñewen (29.816), entre otras.

La certificación de origen europeo RTRS –que se obtiene por medio de auditorías– requiere verificar el cumplimiento de toda normativa tanto municipal como provincial y nacional que debe cumplir la empresa agropecuaria, además de controlar pautas de seguridad e higiene, buenas prácticas agrícolas y acciones de compromiso con la comunidad, entre otros aspectos.

El proceso involucra a todas las personas relacionadas con la empresa: tanto personal propio como contratado, proveedores y clientes. Por ejemplo: en el caso de un proveedor de insumos, puede evaluarse el cumplimiento de los plazos acordados, los reclamos realizados en el último año y el conocimiento de los productos comercializados, entre otros factores.

El costo total de la certificación RTRS se ubica actualmente entre 8,0 y 10 u$s/ha para un campo del orden de 1000 hectáreas (sin considerar eventuales inversiones en infraestructura que puedan ser necesarias para poder lograr la certificación).

Una vez certificada la empresa, cada tonelada de soja comercializada es equivalente a un crédito RTRS, el cual se comercializa en la plataforma en línea de la Round Table on Responsible Soy Association (responsiblesoy.org). Cada crédito tiene actualmente un valor muy bajo: entre 1,0 y 3,0 u$s/tonelada.

El sistema –sin considerar las mejoras en eficiencias de procesos logradas por la certificación– sólo es viable económicamente en zonas de alta aptitud agrícola de la región pampeana (con un costo de certificación de 8000 dólares para una superficie de 1000 hectáreas, se necesitaría un rinde promedio de 40 qq/ha en dicha superficie sólo para cubrir la inversión realizada).

Los compradores de créditos RTRS son grandes compañías internacionales comprometidas con el programa. En lo que va de 2015 las mayores adquisiciones fueron realizadas por las compañías europeas Arla Foods, Groan, Cefetra Group y Denofa y por la filial brasileña de Unilever.

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance