Novedades

Soja sigue estable, las lluvias son más que necesarias para sostener rendimientos_24.02.2015

El mercado financiero y el energético presionaron negativamente este sobre los granos este lunes en Chicago con un cierre levemente negativo. El dólar avanzó y el crudo volvió a caer dando señales de agotamiento en la tendencia alcista de las últimas semanas en el mercado del petróleo. Las demoras de la cosecha y los paros y protestas de camioneros en Brasil dieron algo de sostén a los precios de la soja que terminaron prácticamente sin cambios. Los futuros de la oleaginosa avanzaron por tercera semana consecutiva aunque se supone que finalmente la presión de la cosecha sudamericana se hará sentir. Más allá de las previsiones del presidente José Mujica sobre un rendimiento récord para la soja, los productores miran preocupados los mapas ya que no se ven lluvias relevantes. Los contratos de trigo en el mercado estadounidense sufren el alza del dólar y su falta de competitividad frente a otros orígenes. En el mercado local queda un volumen importante de trigo panificable por colocar mientras el mercado se preparará en marzo para el ingreso de la soja. En granos forrajeros, el mercado aguarda por la oferta efectiva que habrá con la cosecha del área de primera de maíz. Los días de alta luminosidad ayudan al arroz cuando comenzaron las primeras cosechas en el Norte del país.

SOJA

El presidente José Mujica dijo el viernes en su audición radial que este año se dará un rendimiento récord para la soja mientras el escenario es “esplendoroso” por el maíz destacando el régimen de lluvias por encima del promedio. Para el maíz de primera la falta de lluvias de febrero no afectó mientras para la soja preocupa el bajo nivel de precipitaciones. El episodio de la semana pasada fue de baja intensidad y muy desparejo achicando el margen de error de las lluvias que deberían llegar en los próximos días. Hay distintas apreciaciones –según recogió Monitor Agrícola- sobre si ya existen pérdidas en el potencial de rendimiento aunque los ajustes se dan desde números muy altos en kilos por hectárea.

En Chicago los futuros llevan tres semanas consecutivas de alzas aunque parece agotarse el potencial alcista. En Brasil las protestas de camioneros interrumpen no solamente la salida de la soja a los puertos sino también para los consumidores internos así como la provisión de insumos clave como el combustible. La cosecha está atrasada respecto a un año atrás y al promedio de cinco años. El incremento del dólar en ese país ha mejorado las cotizaciones en reales para la soja aunque la comercialización sigue siendo cautelosa y está por detrás del año anterior.

Las posibles interrupciones en Brasil se dan junto a una firme que sigue activa por la soja estadounidense. Hasta el jueves 12 se habían dado negocios por un volumen equivalente al 96% de la proyección del USDA para el año comercial 2014/2015 que va hasta el 31 de agosto. El porcentaje de soja efectivamente carga ya supera el 80%. Es por eso que hay analistas regionales que apuntan a que más adelante en el año Chicago deberá racionar la demanda vía alza de precios. Es posible que el USDA vuelva a aumentar su proyección de exportaciones y que el número de stocks siga siendo relativamente confortable sin llevar a un rebote de valores. Esta semana fue de poco movimiento debido a los festejos del Año Nuevo Chino.

Entre el jueves y viernes se realizó el Fórum de Agricultura del USDA. El jueves los técnicos sorprendieron al mercado al señalar que la superficie 2015/2016 en EEUU caería en torno a 100.000 hectáreas respecto al ciclo anterior cuando el mercado prevé un incremento. Al día siguiente el USDA proyectó la producción y los stocks finales, que serían más altos que los del cierre del presente ciclo. Y en cuanto a precios, estimó un valor promedio para 2015/2016 –que recibirían los productores estadounidenses – de cerca de US$ 330 por tonelada frente a los US$ 374 de esta campaña.

En el mercado local la actividad es limitada con primas que marcaron descuentos entre US$ 19 y US$ 22 por tonelada y referencias sobre US$ 350-US$ 353 la semana anterior. La mirada de los productores está ahora que se den efectivamente lluvias esta semana algo que algunos mapas no marcan, al menos con la cobertura e intensidad deseada.

TRIGO

La pasada fue una semana negativa para el trigo que venía mostrando cierta recuperación. Se produjo una corrección negativa de la mano de una oferta global que se mantiene amplia a pesar de los impuestos en Rusia a la exportación del grano. Los precios del trigo estadounidense sigue siendo poco competitivos frente a otros orígenes y la firmeza del dólar no ayuda. La semana pasada Egipto lanzó un llamado para comprar exclusivamente trigo estadounidense pero los precios pasados estuvieron por encima del mercado y el Cairo canceló la operación. Al día siguiente compró trigo francés y rumano a valores competitivos. Si bien el USDA estimó una caída del área de trigo en Estados Unidos, proyectó una producción y stocks mayores para ese país, lo que fue bajista. En el informe se remarcó la presión que sufrirá el trigo estadounidense por la alta competitividad de otros orígenes y un menor nivel de importaciones previstos desde Medio Oriente y el Norte de África. Si bien las condiciones de los cultivos de invierno en Rusia y Ucrania no son los mejores –y el nivel de inversión en los mismos escaso debido a la devaluación en ambos países- el mercado no ve problemas de oferta para 2015 de la mano, además, de altos stocks remanentes del año anterior.

En la región la actividad es muy baja y con tendencia de precios a la baja al menos hasta ahora. En Brasil debería haber más demanda aunque ya algunos no lo ven para marzo sino para abril. El nivel de importaciones brasileñas sigue retrasado respecto a un año atrás. En Argentina el gobierno liberó un cupo adicional de 1 millón de toneladas aunque el sistema de entrega de los permisos es dudoso. Esto, porque el gobierno anunció inicialmente que solamente daría permisos a los que hayan comprado el trigo al valor FAS teórico oficial. Esto es, al precio FOB menos retenciones, fobbing y otros costos. Sin embargo, trascendió que el FAS teórico se adecuaría a los tipos de calidad del cereal.

En el mercado local la actividad es muy limitada. No hay liquidez desde la demanda externa y eso lleva a precios sobre Nueva Palmira en torno a US$ 200 por tonelada. En el caso de los molinos, hay referencias más altas aunque la industria está poco activa. Resta un mes para cargar trigo antes que entre la cosecha de soja y ocupe los silos y los puertos.

MAÍZ

Sigue operando un rango limitado entre US$ 145 y US$ 155 por tonelada. El USDA estimó el año pasado una caída del área de maíz en EEUU que fue menor a la que manejan las principales consultoras. Hay algunos factores potencialmente alcistas como una menor superficie de maíz safrinha en Brasil y un descenso en el área en Ucrania. El USDA manejó un valor promedio en EEUU para 2015/2016 levemente por debajo del manejado para el año comercial en curso. Los ajustes en el petróleo tienen incidencia sobre el mercado. La producción de etanol sigue fuerte en el mercado estadounidense aunque los stocks también han crecido.

En el mercado local entra la cosecha del área de primera de maíz y por eso hay especulación por parte de los compradores. El ingreso de maíz paraguayo es limitado y eso se ve en las solicitudes de importación. Es más fluida la entrada de maíz quebrado en Argentina. En su comentario de mercado la empresa Insumos & Granos indicó que se ha cerrado algún negocio de maíz seco entre US$ 175-US$ 180 por tonelada “pero obviamente con entrega inmediata”. “Los compradores están esperando a que aparezca el grueso (o mayores ofertas), dado que consideran que se pueden dar posibles bajas. Esto parecería normal desde el punto de vista de la presión de trilla, pero hay que ver hasta donde aflojan los productores, en función de los rendimientos obtenidos y los costos de producción realizados. Muchos productores no estarían dispuestos a vender por debajo de U$S 175/ton a levantar de chacra”.

ARROZ

El clima de febrero fue una de las pocas buenas noticias que ha tenido el arroz recientemente. La siembra fue muy complicada, con retrasos importantes en algunas zonas del país. En el Norte ya se han dado algunas cosechas pero todavía como para marcar una tendencia. En Brasil los precios en reales han bajado ante el ingreso de la cosecha en Rio Grande a pesar de los muy bajos stocks con que terminó el gobierno y con los retrasos en la recolección.

A nivel comercial hubo una noticia positiva. El gobierno de Costa Rica aceptó un pedido de compensación por parte de Uruguay y Argentina. Las autoridades de ese país aumentaron de 35% a 62% la tasa de importación de arroz pilado lo que dejaba casi fuera de mercado a Uruguay y Argentina. Finalmente, se autorizó un cupo de algo más de 6.000 toneladas anual que seguiría pagando la tasa de 35%. Además habrá otro cupo menor de arroz cáscara y parboilizado sin arancel.

Fuente: Blasina y Asociados

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento