Novedades

Uruguay utiliza menos plaguicidas por tonelada de grano producida_18.03.2015

En este último caso, son los considerados como plagas y por tanto susceptibles de ser combatidos con plaguicidas, durante la producción, almacenamiento, transporte, distribución y elaboración de productos agrícolas y sus derivados.

Entre los productos fitosanitarios se incluyen también los defoliantes, desecantes y las sustancias reguladoras del crecimiento vegetal o fitorreguladores.

En este contexto, cabe destacar que ayer fue presentado el trabajo titulado “Impacto de los fitosanitarios en la producción agrícola de Uruguay”.

“Durante la reciente expansión agrícola, el uso de fitosanitarios para protección de cultivos, medido por tonelada de grano producida, disminuyó en todos los cultivos de la agricultura uruguaya”, según el citado estudio efectuado por la Consultora Seragro.

Del mismo se desprenden las cifras que indican una reducción de 44% en la soja, 50% en el maíz, 35% en el arroz y 5% en el trigo.

Cultivos de invierno

Dicho análisis de la realidad de nuestro país en la citada temática, comparó dos escenarios de la agricultura uruguaya. El primero, denominado escenario anterior: entre 1985 y 1995; y escenario actual: período 2011-2013.

Además, esta investigación concluye que “es muy importante” el impacto de los fitosanitarios en la producción agropecuaria del Uruguay.

Dentro de esas conclusiones, se destacan que “la producción de granos se constituyó en los últimos años en el principal sector exportador en Uruguay y su crecimiento tuvo en los fitosanitarios un componente clave”.

Además que “los fitosanitarios de mayor importación son herbicidas, clasificados entre los de menor nivel de toxicidad”, y finaliza que “los fitosanitarios viabilizaron la siembra de nuevas variedades de cultivos de invierno (trigo y cebada)”.

Biotecnología

Pero el informe va más allá y también sostiene que “este desarrollo fue posible gracias al cambio tecnológico, el rol clave de la biotecnología y los fitosanitarios”.

Otro aspecto a destacar es que “los kilos de Principio Activo (PA) necesarios para producir una tonelada de grano disminuyeron sustancialmente en el escenario actual respecto al escenario anterior, situación que se registró en todos los cultivos analizados (trigo, cebada, maíz, sorgo y soja)”.

Para terminar, este análisis señala que “la sustitución del laboreo mecánico por el barbecho químico es uno de los fundamentos principales del crecimiento agrícola. Esto ha implicado una mayor carga de agroquímicos sobre el ecosistema, pero los herbicidas utilizados son de menor toxicidad y persistencia. La nueva tecnología de siembra directa con barbecho químico reduce en 31 millones de kilos de CO2 las emisiones, una reducción de 20%”.

Más cantidad y más recaudación

La producción agrícola nacional se multiplicó por 6 en volumen (toneladas) y por 13 en valor (dólares), en los últimos 20 años.

Fuente: La República

Sitio web optimizado por: Posicionamiento en Google
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Wordpress modo mantenimiento